Discernimiento

Dios ha dado una vocación especial, una misión única, a cada persona. Se encuentra dentro del alma, esperando que se descubre.  La realización de la vocación de uno puede ocurrir en etapas diferentes de la vida de uno.  Para algunos, es un descubrimiento fácil y casi sin esfuerzo.  Para otros, puede ser una larga y ardua búsqueda.

La palabra “discernimiento” viene de Latín “discernere” que quiere decir “separar.” Cuando uno está “discerniendo”, quiere decir que ella está tomando tiempo separada para orar, pensar, reflejar, y descubrir el plan único que Dios tiene para su vida.

La vocación de la vida consagrada es una llamada especial de Dios.  Para empezar el proceso de discernimiento, es importante seguir un programa de crecimiento espiritual.  Algunos puntos para incluir son oración personal diaria, asistir la Misa más a menudo, la recepción de la Eucaristía, confesarse más frecuentemente, participación en una parroquia u otra actividad patrocinada por los religiosos, practicando las virtudes, y hablando con un Confesor o mentor espiritual en cual confías que le guíe en el proceso.

 

Contact

PO Box 4467
Washington, DC 20017-0467
202-832-2575

Copyright ©2019 Council of Major Superiors of Women Religious